sábado, 19 de abril de 2014

Dramas cotidianos

Drama.

1. m.Obra literaria de asunto triste, en verso o en prosa, que se caracteriza por el empleo exclusivo del diálogo entre los personajes y que está escrita para ser representada en un espacio escénico:
un drama de Calderón de la Barca.
2. Género literario compuesto por el conjunto de este tipo de obras:
drama del siglo xix.
3. Obra teatral o cinematográfica en que suceden acciones tristes o desgraciadas, sin llegar a alcanzar el dolor o intensidad de la tragedia:
drama televisivo.
4. Suceso triste y conmovedor:
la sequía es un verdadero drama.
5. hacer un drama loc. Considerar dramático algo que no lo es:
no hagas un drama de su enfermedad, no es nada grave.

cotidiano, na

1. adj. Diario:
labores cotidianas.
2. Que ocurre con frecuencia, habitual:
el alboroto callejero es algo cotidiano en este barrio.

Me quedo con las definiciones resaltadas (evidentemente).


Llevo unos días en los que me han ocurrido una serie de cosas a las que he llamado dramas cotidianos. Son cosas que cuando estás trabajando fuera de casa o bien no ocurren, o bien lo alcanzan la categoría de dramas.

Que por primera vez en tu vida se te queme la comida. Nunca has sido especialmente cocinillas pero cuidar de un bebé abstrae tanto que no te acuerdas de que habrías puesto a cocer el arroz hasta que te llega un olorcillo a carbón proveniente de la cocina. Primero piensas "la vecina la ha liado parda" pero luego recuerdas que tu vecina es la "Diosa del Guiso" y en cuanto llega el olor de su comida por la ventana, dan ganas de bajar a pedirla un poco.

Así que con un bebé con ansiedad por separación bajo el brazo, vas a la cocina y encuentras lo que iba a ser un platazo de arroz, ahora es una masa compacta y maloliente. DRAMA COTIDIANO.

Lo siguiente es llamar al padre de la criatura para que traiga unos BigMac.


El otro día decidí salir a ver a mi madre. Justo cuando estábamos fuera de casa empezó a diluviar. ¡Mierda!, toda la cuerda llena de ropa tendida. Ya no sirve de nada llorar, has creado un drama cotidiano. Pero resulta que al llegar a casa, dejas a tu bebé en la alfombra, y te pones a recoger la ropa tendida, para volver a ponerla en la lavadora, y... ¡SORPRESA! ¡MILAGRO! ¡¡¡La ropa está seca!!!

Coges el móvil para escribir un tuit contando tu magnífica experiencia y se te escurre el móvil detrás del radiador. Y no cae por abajo, porque hay una tubería. DRAMA COTIDIANO.

Ahora coges las pinzas de los filetes y un pincho moruno, y a hacer el McGiver mientras el bebé llora, porque ya es mucho rato desatendiéndole.


Drama cotidiano mezclado con ley de Murphy: tienes el sacaleches desde dos meses antes de que naciese tu bebé, uno de los mejores, heredado, pero prácticamente nuevo. Y lo guardas en el armario. Rara vez lo usas. Pero sabes que está ahí y eso reconforta.

Al irte una semana de vacaciones piensas en llevarlo, pero si no lo has usado nunca, ¿qué posibilidad hay de que lo necesites esos días a 600 km de casa? Pues yo diría que el 100%.

Y tu bebé esa semana no tiene ganas de mamar tan a menudo, o bien por el cambio de aires, o porque la duele la boquita, o por lo que sea, y tu más Pamela Anderson que nunca, con el sacaleches en la distancia. DRAMA COTIDIANO.

Pero no acaba ahí la cosa, porque llega el día en que te hace falta el sacaleches, vas a estar bastantes horas fuera de casa y necesitas dejar leche a tu bebé, y llevártelo para vaciar cuando llegue la subida. Lo sacas, le quitas el polvo, te dispones a usarlo y funciona, pero solo 5 minutos. Luego tu sacaleches decide que estaba mejor en el armario, y decide irse para no volver. DRAMA COTIDIANO.



Desde que me dedico a "mis labores" los horrores del mundo exterior han pasado a un segundo plano. Mis dramas y alegrías cotidianas son los que me hacen de verdad feliz o triste. Disfruto como nunca había imaginado de ser ama de casa. Y me he encontrado ya con desprecios por no "trabajar". Pero este es el trabajo de mi vida, con mis alegrías y mis penas. Pero con una satisfacción que un trabajo remunerado nunca me daría.

Y vosotras ¿habéis vivido dramas cotidianos? ¿me los contáis?


14 comentarios :

  1. Jajajaja me parto! Me adjudico varios de esos Dramas Cotidianos: quemar la comida, dejar la ropa tendida, caer cosas difíciles de recuperar... es así.
    Por suerte la ansiedad por separación pasa... y puedes cocinar mejor, doy fe.
    Lo importante es que seas feliz en tu rol consensuado con tu pareja y los demás... plin!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Pues me siento mejor sabiendo que no soy la única que la "caga". Y lo de la ansiedad eso espero! jajaja gracias por pasarte! muaak

      Eliminar
  2. Es increíble como la importancia de algunas cosas cambia dependiendo de como estemos y nos sintamos. Espero que tus dramas cotidianos no vayan a más.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja bueno realmente tampoco le doy tanta importancia, pero antes no habrían sido ni anécdotas que contar, y ahora son parte de mi dí a día.
      un beso y gracias por pasarte

      Eliminar
  3. Jajajajajaja el día a día de las amas de casa!!!!! A mi lo de la comida también me ha pasado. Un poquito de humor si señor. ;))
    Besazos

    ResponderEliminar
  4. Que identificada me siento!!! A mi tb se me quema la comida!!! Pero lo que peor llevo son las montañas de ropa seca que se me forman!!!! :-$

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. puff eso también, la única ropa que recojo al momento es la de Alma, lo demás al final nos lo acabamos poniendo arrugado!
      lo apunto para la próxima recopilación
      muaaa

      Eliminar
  5. Jajajaja! Lo de la comida me ha pasado alguna vez, pero con lo que realmente me siento reflejada es con lo del sacaleches... Afortunadamente ya no me pasa, pero hasta hace poco cuando íbamos a ver a los abuelos unos días (que viven lejos) y por lo que sea se me olvidaba ¡matemático!, el bichito empezaba a mamar menos (supongo que, como tú dices por la distracción). Una de mis dos mastitis fue a causa de esto mismo..

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  6. jejeje que buen post. Me ha encantado. A mi un día se me quemó en el micro el saquito de semillas que va dentro de un peluche. Estaba cambiando un pañal y en pocos segundos la lié jaja. Besos

    ResponderEliminar
  7. A mi lo que me pasa mucho es dejarme la ropa dentro de la lavadora lavada sin tender, porque no se que pasa que cuando la lavadora termina Iris me reclama y no puedo salir a tender y lo dejo y al final se me acaba olvidando. Tengo la cabeza peor que nunca, no se si a ti te pasa, yo lo achaco al embarazo pero quizás sea la edad ;-)

    ResponderEliminar
  8. A mí que se me queme la comida mas que un drama cotidiano es un hecho cotidiano xD
    Lo de la ropa tendida jo** que arrrggggg

    jajaja un besotee

    ResponderEliminar
  9. jajaja q vivan las amas de casa!!el trabajo más duro y a la vez más gratificante a mi forma de ver,claro está...a mi me pasa mil veces lo de la ropa,me ha pasado alguna vez lo de la comida y últimamente se me ha caído el gel de la nena,se me fué la luz mientras la bañaba,voy a comprar una cosa en concreto y compro de todo menos lo q iba a buscar jejeje en fin mil y una historias...si te sirve de consuelo yo tb recibo constantemente "desprecios" por no trabajar,pero que le vamos a hacer,cada una es feliz como quiere y le apetece...y a quien no lo entienda Q SE COMPRE UNA VIDA!! :P

    ResponderEliminar
  10. Buuufff pobrecita! a mi una vez se me quemo la comida, y eso que soy super cocinitas! ya te contare ya!

    ResponderEliminar